Outsourcing: vil atraco a la clase trabajadora.

El outsourcing es un conjunto de prácticas impuestas por el capitalismo para reducir el costo de la mano de obra, destruir sindicatos y contratos colectivos, con la finalidad de incrementar las ganancias de la clase empresarial, por tanto, el outsourcing es una pieza clave de la explotación capitalista, por ello es nocivo para la clase trabajadora mundial.

Todo tipo de outsourcing perjudica a la clase trabajadora.

Todo tipo de outsourcing perjudica los intereses y derechos de la clase trabajadora mundial, tanto en los países desarrollados como en los países subdesarrollados. Los principales perjuicios del outsourcing son:

  • Pérdida de plazas de base o planta.
  • Reducción de salarios, prestaciones y pensiones.
  • Vulnera el derecho a la organización sindical.
  • Vulnera el derecho a contrato colectivo de trabajo.
  • Vulnera el derecho a huelga.

El outsourcing es cualquier mecanismo que traslada la responsabilidad laboral formal o legal de la materia de trabajo de plazas de planta o base de una empresa a otra empresa, o a los trabajadores en lo individual en condiciones de menores salarios, prestaciones y derechos laborales. El outsourcing se presenta principalmente en 2 formas:

  • Transferencia total o parcial de procesos productivos a un tercero. En este caso, la empresa elimina un total o parcialmente un proceso productivo a otra empresa cuyos empleados cuentan con menores salarios y prestaciones, y en algunos casos, no cuentan con sindicatos.
  • Contratación parcial o total de personal a un tercero. En este caso, la empresa mantiene intactos sus procesos, y a través de otra empresa “arrenda” personal, este esquema permite a la primera empresa a cambiar o cesar personal de forma expedita, sin hacerse cargo del pago de liquidaciones, y reducir los riesgos de huelga.

Outsourcing en México.

En 2012 se legalizó el outsourcing mediante la reforma a la ley federal del trabajo, principalmente a través de la incorporación de los artículos 15-A, 15-B, 15-C y 15-D, sin embargo, el outsourcing o subcontratación o tercerización no es nuevo en México, se puede identificar en el sector público y privado desde la década de los ochenta a partir de entonces ha crecido, particularmente en los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Las maquiladoras.

Con el propósito de reducir costo de mano de obra, evadir contratos colectivos y vulnerar el derecho de sindicalización de la clase trabajadora estadounidense, a partir de la década de los setenta, las empresas estadounidenses implementan el outsourcing trasladando puestos de trabajo a ciudades fronterizas mexicanas a empresas conocidas como maquiladoras, el crecimiento del outsourcing mediante empresas maquiladora incrementó 14 veces de 1990 a 2019, como se puede observar en la gráfica que muestra el número de personas  que trabajan en las maquiladoras, cabe señalar que las cifras corresponden a empresas que oficialmente se declaran como maquiladoras, por lo que el número real puede ser mayor.

El outsourcing del outsourcing. A su vez, las maquiladoras iniciaron la subcontratación de personal para reducir el costo de la mano de obra. En 2007 el 19.78% del personal de la maquiladora estaba subcontratado, en 2019 el 62.4% del personal estaba subcontratado, tal como se observa en la siguiente gráfica.

En el año 2009 el costo per cápita de la mano de obra subcontratada equivalía al 42% del costo de la mano de obra contratada, en 2019 el costo per cápita de la mano de obra de obreros y técnicos subcontratada equivalía al 20% del costo de la mano de obra de obreros y técnicos contratada, la siguiente gráfica muestra la proporción del costo per cápita de la mano de obra subcontratada respecto al costo per cápita de la mano de obra contratada, cabe mencionar que el costo de la mano de obra de obreros y técnicos subcontratada corresponde al pago que hace la maquiladora a la empresa de outsourcing de personal, en tanto el costo de mano de obra de obreros y técnicos contratada incluye salarios, aguinaldos, prestaciones y seguridad social.

Por otro lado, el outsourcing tuvo su expansión a través de empresas privadas de aseo, seguridad y los centros de contacto, conocidos como call center.

El sector público.

En los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, se aseveraba que el gobierno era ineficiente, por tanto, era necesario que el gobierno se deshiciera de procesos que las empresas privadas podrían desempeñar con mayor eficiencia y a menor costo. Adicionalmente, Vicente Fox y Felipe Calderón emitieron decretos de austeridad, que entre otras cosas, recortaban puestos de trabajo, prohibían la adquisición de bienes, para dar lugar a la contratación de servicios y el arrendamiento de bienes.

Los decretos de austeridad de Fox y Calderón provocaron que todas las entidades de la administración pública, en menor o mayor medida, recurrieran al outsourcing, en sus dos modalidades, ya sea transfiriendo parte de sus procesos, o bien, arrendando personas para suplir la pérdida de plazas. La Secretaría de Hacienda y Crédito Pública puso el ejemplo implementando ambos modelos al interior, y actuando de ariete para imponerlas al resto de las entidades de la administración pública.

Un indicador del avance del outsourcing en el sector público es la proporción de trabajadoras y trabajadores asegurados al ISSSTE respecto de la población económicamente activa, en 1990 se alcanza la proporción máxima de 8.36 a partir de ese año declina la proporción hasta alcanzar en 2018 el mínimo histórico de 5.21.

Los resultados tangibles del outsourcing y flexibilización laboral:

Empleos informales. La gráfica muestra el crecimiento del empleo informal.[i]

Precarización del salario. La gráfica muestra que cada vez más personas reciben salarios miserables y cada vez menos personas reciben salarios mayores.[ii]

El outsourcing modelo impuesto por el capitalismo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Internacional de Pagos (BIP) promueven las reformas estructurales, cuyo propósito es dar todas las facilidades al capital para vender sus productos, apropiarse de recursos naturales y explotar la mano de obra mundial. En palabras del economista Dani Rodrik, profesor de la Universidad de Harvard, las reformas estructurales “…apuntan a eliminar los impedimentos para el funcionamiento de los mercados laborales, de bienes y servicios, para facilitar que las empresas despidan a empleados no deseados, rompan el poder de monopolio empresarial y sindical, privaticen los activos estatales, reduzcan la regulación y la burocracia, eliminen tarifas de licencias y otros costos que impiden la entrada al mercado, mejoren la eficiencia de los tribunales, para hacer cumplir los derechos de propiedad, para mejorar la ejecución de contratos, etc. A menudo … incluye cambios en los impuestos y programas de seguridad social con miras a la sostenibilidad fiscal “.

Desde la década de los ochenta la legalización del modelo de outsourcing y la flexibilización del mercado laboral son componentes centrales de las llamadas reformas estructurales o neoliberales, por tanto, no resulta extraño que se haya impuesto el modelo del outsourcing y la flexibilización del mercado laboral a la mayoría de los países. Esas medidas han reducido notablemente los ingresos de la clase trabajadora mundial, que podemos observar globalmente mediante la medición de la participación de las remuneraciones como proporción del producto interno bruto. En las siguientes gráficas se observa el decrecimiento de la participación de las remuneraciones en Francia, Alemania, Italia, España, Estados Unidos y México.

Remuneración de asalariados del como proporción del PIB en Francia, Alemania, Italia y España. En la década de los setenta Alemania, Francia e Italia se encontraban en el rango del 80% al 75% para 2012 se encontraban por debajo del 70%, en tanto España en la década de los setenta se encontraba en el rango del 75% y 70% para 2012 se acercaba al nivel del 60% [iii].

Remuneración de asalariados del sector no agrícola como proporción del PIB en Estados Unidos, en la década de los setenta se encontraba en el rango del 64% y 62% para la década del año 2000 se encontraba en niveles del 56%.[iv]

Remuneración de asalariados como proporción del PIB en México. En la década de los setenta se encontraba en el rango del 41% y 35% para la década de 2010 se encontraba en el 27%.[v]

Los ideólogos del capitalismo tienen claro la naturaleza del outsourcing:

  • En 1990 Peter F. Drucker escribió en el Wall Street Journal en un lenguaje fatuo y engreído: “En otros 10 o 15 años, puede ser la regla, especialmente en organizaciones más grandes, arrendar todas las actividades que no ofrecen a las personas que trabajan en ellas oportunidades para avanzar a la alta gerencia”. En contraste con el alto costo de mantener un personal de soporte interno con una disminución dramática en la productividad del sector de servicios, Drucker enfatizó la necesidad de que las corporaciones se “desagreguen” y dejen las tareas administrativas, de mantenimiento y soporte a contratistas externos “.[vi]
  • En 1993 la revista “The Trends Journal” publicó un artículo en el cual se lee: “A medida que la economía se contraiga, el outsourcing crecerá”, y pronosticaba: “Frente al alto costo de las nóminas y los impuestos sobre la nómina, los costos de atención médica y otros gastos asociados con los trabajadores a tiempo completo, las empresas buscarán cada vez más el trabajo a través de fuentes externas”.[vii]

Outsourcing: el caso de la industria automotriz estadounidense.

El outsourcing vulnera los derechos laborales de la clase trabajadora, ya sea que se imponga en un país capitalista desarrollado o subdesarrollado. Los perjuicios del outsourcing no son provocados por la mala implementación en México, un país subdesarrollado, simplemente, por su naturaleza, el outsourcing es nocivo para la clase trabajadora. Los ejemplos de Caterpillar y General Motors nos mostrarán que el outsourcing es tan nocivo para la clase trabajadora estadounidense como para la clase trabajadora mexicana, que la vileza de los capitalistas mexicanos rivaliza con la vileza de los capitalistas estadounidenses.

Caterpillar.

En 1992 el Chicago Tribune publicó un artículo titulado “Caterpillar: un conflicto clásico”[viii], en el cual describe la experiencia de Caterpillar con el outsourcing:

  • Caterpillar no fabrica todas las piezas de sus maquinarias, compra algunas piezas, una práctica que los fabricantes llaman “tercerización”, “outsourcing” o “subcontratación”.
  • Mantiene sus costos bajos al depender de plantas extranjeras, así como plantas propias y proveedores sin sindicatos. Esas medidas reducen notablemente los salarios y la cantidad de puestos de trabajo.
  • Para Caterpillar outsourcing es sinónimo de dinero ahorrado, para el sindicato UAW significa pérdida de empleos.
  • En 1990 la empresa reestructuró su planta en Peoria Illinois, decidió dejar de fabricar ciertos engranes para comprarlos a la empresa “Hagerty Bros,Co.”, que pagaba a sus trabajadoras la mitad del salario de los trabajadores de Caterpillar. Además Hagerty contrató esquiroles para boicotear la huelga de trabajadores sindicalizados que exigían mayores salarios.
  • En 1991 Caterpillar decidió adquirir motores a proveedores británicos y japoneses, a partir de entonces, los ejecutivos de Caterpillar decidieron no ofrecer empleos para los afiliados del sindicato debido “a las demandas salariales y reglas de trabajo”. Ese mismo año mudaron puestos de trabajo de las fábricas sindicalizadas con salarios de 16 dólares la hora, hacia las fábricas sin sindicatos ubicadas en el sur de Estados Unidos, donde la tradición del sindicalismo es débil o inexistentes, con ello lograron pagar salarios de 5.84 dólares la hora. Caterpillar exigió al sindicato reducir sus salarios de lo contrario amenazó con mudar totalmente la fábrica de Peoria Illinois hacia fábricas sin sindicato.
  • Caterpillar cerró seis plantas sindicales, eliminando 7,200 empleos en Iowa, Oregon, Ohio, Wisconsin y California, las reemplazó con cuatro plantas no sindicales que emplean a 1.700 en Mississippi, Indiana, Carolina del Norte y Missouri. Algunos puestos de trabajo se trasladaron a México, donde por cada semana laboral de seis días, Caterpillar le paga a un soldador alrededor de 88 dólares, incluyendo bonos obligatorios del gobierno, su paga por una semana de 48 horas es de poco más de 150 dólares.

General Motors.

En 1996 “The Baltimore Sun” publicó un artículo titulado “Outsourcing se encuentra en el corazón de la huelga de GM, el sindicato quiere mantener la fabricación de partes en casa”, el cual describe el conflicto entre la empresa y el sindicato, la primera buscando el recorte de salarios y beneficios laborales, la segunda, defendiendo los puestos de trabajos y los salarios.

  • General Motors (GM) limitó la cantidad de piezas que fabrica a favor de comprar a proveedores externos, un sistema que los fabricantes llaman “oustourcing”.[ix]
  • Con el propósito de defender sus puestos de trabajo y detener el “outsourcing”, 2,700 afiliados del sindicato United Auto Workers mantuvieron una huelga de 15 días en dos plantas de frenos de GM en Dayton, Ohio, que casi detuvo la producción estadounidense del mayor fabricante de automóviles del mundo, y resultó en el despido de aproximadamente 500,000 trabajadores, incluidos más de 150,000 empleados de GM.
  • En esa época GM fabricaba alrededor del 70 por ciento de sus partes internamente, en tanto, Ford y Chrysler fabricaban del orden del 30 al 40 por ciento.
  • Los ejecutivos de GM afirmaban que los proveedores externos con sindicato pagaban salarios del orden del 50 al 66 por ciento de los salarios de GM, en tanto los proveedores sin sindicato pagaban salarios del orden del 25 al 30 por ciento de los trabajadores de GM”.
  • El proveedor de frenos Bosch paga a los trabajadores no sindicalizados un promedio de $ 13.15 por hora en la planta de Charleston, más beneficios que promedian $ 3.68. Los trabajadores de la UAW en Dayton ganan un promedio de $ 18.58 por hora y tienen beneficios adicionales que le cuestan a la compañía otros $ 25 por hora.
  • El Sindicato quiere que GM limite las compras desde el exterior, y que la compañía contrate a 125 trabajadores más para fabricar los frenos Camaro y Firebird. Desde la perspectiva del sindicato, están tratando de proteger sus trabajos.

El 25 de octubre de 2019, finalizó la huelga más larga en General Motors, nuevamente el outsourcing estuvo en el centro de la huelga. El sindicato “… ha solicitado durante las negociaciones aumentos salariales, mejores de las prestaciones sanitarias, la reducción del número de empleos temporales así como mayores inversiones domésticas para evitar la transferencia de la producción a México”.[x]

Conclusión.

El outsourcing constituye un vil atraco en contra de la clase trabajadora, los capitalistas reducen su salario y prestaciones, eliminan puestos de trabajo, y los despojan de sus principales medios de protección: el sindicato, el contrato colectivo y el derecho a huelga. Todo outsourcing es nocivo, no existe outsourcing malo y bueno, como dicen los empresarios, los funcionarios de gobiernos y algunos líderes sindicales.

Sin duda el outsourcing se encuentra en el centro de un conflicto clásico: la pugna antagónica entre los capitalistas y la clase trabajadora, le primera intenta obtener mayor ganancia reduciendo el costo de la mano de obra, la segunda se resiste, lucha por defender sus salarios y puestos de trabajo.

Pasando por encima de las fronteras nacionales, los capitalistas imponen el sistema del outsourcing y flexibilización laboral a la clase trabajadora de todos los países, con la complicidad de los gobiernos nacionales y de organismos internacionales. La clase trabajadora mundial sólo podrá librarse del outsourcing y la flexibilización laboral, luchando unida en el mismo terreno global.

Los distintos conflictos entre capitalistas y clase trabajadora, llámese outsourcing, pensiones, equidad de género, cambio climático, educación, servicios de salud, etc., conducen a una disputa global con varios desenlaces posibles, pero solo uno beneficia a la clase trabajadora: abolir el capitalismo e instaurar la república democrática de las trabajadoras y trabajadores.

¡Prohibir el outsourcing en México!

¡Erradicar el outsourcing y flexibilización laboral a nivel global!

¡Por la unidad de la clase trabajadora!

¡Por la república democrática de las trabajadoras y trabajadores!


[i] Página 66. La participación del trabajo en el ingreso nacional: el regreso a un tema olvidado. Labor share of national income: Revisiting a forgotten issue. Norma Samaniego Breach. EconomíaUNAM, volumen 11, número 33. http://www.scielo.org.mx/pdf/eunam/v11n33/v11n33a3.pdf

[ii] Página 66. La participación del trabajo en el ingreso nacional: el regreso a un tema olvidado. Labor share of national income: Revisiting a forgotten issue. Norma Samaniego Breach. EconomíaUNAM, volumen 11, número 33. http://www.scielo.org.mx/pdf/eunam/v11n33/v11n33a3.pdf

[iii] http://www.newslettereuropean.eu/structural-reforms-whats-name/

[iv] https://www.mckinsey.com/featured-insights/employment-and-growth/a-new-look-at-the-declining-labor-share-of-income-in-the-united-states

[v] Página 71. La participación del trabajo en el ingreso nacional: el regreso a un tema olvidado. Labor share of national income: Revisiting a forgotten issue. Norma Samaniego Breach. EconomíaUNAM, volumen 11, número 33. http://www.scielo.org.mx/pdf/eunam/v11n33/v11n33a3.pdf

[vi] https://chiefexecutive.net/outsourcing-the-mail-room__trashed/

[vii]https://www.workforce.com/news/why-hr-is-turning-to-outsourcing

[viii] https://www.chicagotribune.com/news/ct-xpm-1992-09-06-9203210164-story.html

[ix] https://www.baltimoresun.com/news/bs-xpm-1996-03-20-1996080067-story.html

[x] https://www.latimes.com/espanol/eeuu/articulo/2019-10-16/acuerdo-preliminar-finaliza-la-huelga-mas-larga-en-gm-desde-1970

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *