Manos fuera de #Venezuela. Yankees go home!

La historia de las intervenciones de los gobiernos de los Estados Unidos en otros países, nos enseña que dichas intervenciones tiene como objeto beneficiar a las trasnacionales y monopolios estadounidense, incluyendo el despojo de los recursos naturales y la explotación de los pueblos invadidos. Su historia se condensa en la célebre frase de John Foster Dulle, Secretario de Estado del Presidente Dwight Eisenhower: “Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses”

La Guerra entre México y Estados Unidos terminó con la pérdida de más de la mitad del territorio mexicano. La Guerra entre México y Francia costó miles de vidas. A partir de estos 2 hitos históricos, se forjan en el pueblo mexicano los valores anti intervencionistas y de solidaridad con los pueblos del mundo.

Por ello condenamos la más reciente intervención del gobierno de Estados Unidos encabezado por Donald Trump, a través de su alfil Juan Guaidó, y de políticos ultraconservadores tales como Jair Bolsonaro, Iván Duque, Martín Vizcarra, Mauricio Macri, Sebastián Piñeira, Vicente Fox, Felipe Calderón, Gustavo Madero y Marko Cortés.

No somos ingenuos. El gobierno de Estados Unidos ha orquestado una campaña internacional de desprestigio en contra del gobierno de Venezuela, argumentando preocupación por la pobreza y los derechos humanos del pueblo venezolano. Sabemos que su intención es otra, apropiarse del petróleo y recursos naturales de Venezuela, imponer un gobierno afín, dispuesto a favorecer trasnacionales y monopolios, y cancelar los derechos laborales del pueblo venezolano.

Exigimos un alto a la intervención del gobierno de Estados Unidos y sus aliados en Venezuela.

Yankees go home!

En el siglo XXI, cada vez con mayor claridad, todos los conflictos políticos en el mundo se disputan entre dos bandos: Las trasnacionales y los pueblos del mundo.

La salida es erradicar el obsoleto y decadente capitalismo, instaurar repúblicas democráticas de los trabajadores y trabajadoras. Hoy más que nunca, es indispensable la unidad de los pueblos del mundo en contra de las trasnacionales y monopolios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *