#PorqueMiPaísMeImporta @EPN sumisión y entreguismo ilimitado

El discurso de Enrique Peña Nieto ( @EPN ) acerca de decisión de Donald Trump de enviar a la Guardia Nacional a la frontera común, muestra la sumisión y entreguismo de su gobierno, del PRI, del PAN, del PRD, así como de los seguidores y defensores de las políticas del Fondo Monetario Internacional ( FMI ).

@EPN muestra su ignorancia y desprecio a sus obligaciones en materia de política exterior, establecido en la fracción X del artículo 89 Constitucional, que a la letra dice:

“Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado. En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;”

Lejos de honrar la tradición anti intervencionista de México, de emular el arrojo de las generaciones de la Independencia y la Reforma, quiénes con valor y dignidad expulsaron al conquistador español y al invasor francés. Se postra ante Donald Trump ( @Potus ) y le rinde un informe de actividades para demostrarle que ha atendido puntualmente con sus designios.

Sólo sumisión y entreguismo encontraremos en @EPN, en sus cómplices del PRI , del PAN y defensores del FMI.

La confrontación nacionalista contra Estados Unidos es una salida falsa, nos convierte en carne de cañón de la pugna de las élites económicas estadounidense y mexicanas.

La verdadera opción se encuentra en la unidad de todos los pueblos de América, por encima de las élites económicas y políticas de sus país.

Los pueblos americanos sufrimos los efectos de las reformas estructurales, de las políticas del FMI, de la avaricia y opresión de las trasnacionales y monopolios.

La unidad de los trabajadores y trabajadoras de los pueblos americanos es indispensable para superar la tiranía y la miseria.

Necesario e indispensable instaurar en cada país, la república de los trabajadores y trabajadoras, y establecer una relación de paz y cooperación entre nuestros pueblos, que tenga como finalidad de asegurar salarios y pensiones dignas, derechos sociales y laborales plenos para todas las personas que habitamos América y el mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *